Comienzan los veranos sin barreras: playa para todos

Todo el mundo tiene derecho a disfrutar del mar, y eso incluye a las personas con discapacidad y a sus cuidadores. Por eso hoy comienza el programa Verano sin Barreras en La Palma de Gran Canaria. En esta iniciativa participarán 40 personas de entre 22 y 86 años hasta el 15 de septiembre y se repartirán entre dos playas.

El objetivo es que disfruten del mar con la total seguridad de que tengan a su disposición un equipo de profesionales que les ofrecerán asistencia personalizada en todo momento, y por supuesto la integración social. De esta manera, los cuidadores también están invitados a que vayan y se relajen. De esta actividad se van a beneficiar personas con alto grado de discapacidad y dependencia mayores de 21 años que padezcan fuertes limitaciones para acudir solos a la playa.

Así para su total cuidado habrá cuatro monitores de tiempo libre, un fisioterapeuta y un enfermero, así como un supervisor que coordine todo, de tal manera que cuando requieran ayuda, atención sanitaria o del tipo que quieran, serán atendidos.

Playa accesible para todos
Playa accesible para todos

¿En qué consisten las actividades? Serán sobre todo lúdicas y tendrán lugar en la arena y en el mar, al que accederán con ayudas técnicas especializadas para que no haya nunca peligro alguno. Éstas se realizarán en la playa Bajamar, que se halla en el municipio Breña Alta, y en la playa de Puerto Naos, en Los Llanos de Aridane. Es por ello que ambos ayuntamientos se han ofrecido a colaborar permitiendo el uso de las instalaciones de las dos playas, como los vestuarios, y el servicio de los socorristas locales.

Asimismo, se pondrá a su disposición ayudas técnicas y medios de transporte para aquellas personas que tengan dificultades para desplazarse a las playas. Promete ser un verano divertido para todos.