El CERMI pide a Europa que abarate la luz a las personas con discapacidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, el conocido CERMI, se ha dirigido a la Comunidad Europea para demandar que se modifique la vigente ley europea del mercado interno eléctrico con el fin de dar más apoyo a las personas con movilidad reducida.

La clave se halla en que la actual normativa aprobada en 2009 tiene un apartado dedicado a los consumidores vulnerables, es decir, a aquellas personas que por determinadas circunstancias tengan que hacer un mayor uso de la electricidad. Razón por la cual la ley indica que pueden pagar menos por el consumo de luz. En este sentido el CERMI quiere que se explique bien cuáles son los consumidores vulnerables y que se defina expresamente que las personas con discapacidad forman parte de ese colectivo.

Tarifa de la luz
Tarifa de la luz

Así, el CERMI pide que se mencionen “expresamente” a las personas con discapacidad y a los espacios de convivencia donde se integran como consumidores eléctricos vulnerables. Asimismo, defiende que los afectados con algún tipo de limitación física tienen que estar protegidos porque no solo se ayudan de aparatos que requieren el uso de electricidad, sino que además deben permanecer en el hogar mucho más tiempo que cualquier otra persona, por lo que el consumo de luz en sus casas se dispara. Además, indica que suele ser un colectivo con menor renta económica cuyas medicinas y ayudas técnicas conllevan mucho gasto económico. Una problemática que lógicamente también afecta a los familiares y a las personas profesionales que se encargan de sus cuidados.

Para hacer llegar esta queja la asociación se ha dirigido al comisario de Cambio Climático y Energía de España en Bruselas, Miguel Arias Cañete. La modificación de esta ley sería un buen regalo de reyes para ellos, sobre todo ahora que casi todas las novedades ortopédicas funcionan con energía eléctrica. ¿Les harán caso?

Fundación ONCE y hostelería firman un acuerdo para fomentar la accesibilidad en restaurantes

La Fundación ONCE y la FERH (Federación Española de Hostelería) han firmado un convenio para continuar una estrecha colaboración acordada en el año 2011 para el fomento de la accesibilidad de las personas discapacitadas en restaurantes y bares, así como su incorporación a los puestos de trabajo del sector de restauración. De hecho, una de las formas por las que se aseguran que estas medidas se lleven a cabo se basa en la inclusión de la categoría Empresa Comprometida con las Personas con Discapacidad en los Premios Nacionales de Hostelería.

El acuerdo ha sido firmado por el presidente de la FEHR, José María Rubio, el director de la ONCE, Jorge Íniguez, y el vicepresidente de la Fundación ONCE, Alberto Durán. Con él, los establecimientos que forman parte de la asociación hostelera se comprometen a tomar las medidas oportunas, u ofrecer las ayudas técnicas necesarias, para que toda persona con discapacidad sea capaz de disfrutar como el resto de ciudadanos de una buena comida, cena o aperitivo en sus restaurantes, bares y cafeterías. Asimismo, se compromete a incorporar en sus plantillas a más personas que tengan alguna discapacidad y a sumar a sus locales a la venta solidaria de la organización.

Ejemplo de bar accesible
Ejemplo de bar accesible

En ese sentido el convenio asegura “el desarrollo de la vida autónoma y la supresión de barreras, especialmente las físicas, mentales, tecnológicas y de comunicación, para que puedan ejercer su derecho al acceso a bienes y servicios de la comunidad”.  Un compromiso que para que no se quede en papel se fomenta con la entrega de un galardón a aquel establecimiento que mejor lo lleve a la práctica. Finalmente con este acuerdo la Fundación ONCE firma un pacto para colaborar con la asociación hostelera en cualquier tarea que necesite. Un convenio muy importante puesto que son 300.000 los locales suscritos a la asociación por todo el país.

Mañana, jornada especial en Madrid de Accesibilidad en las Vías Urbanas

Mañana tendrá lugar en Madrid, en el Centro Integral de Formación de Seguridad y Emergencias (CIFSE), una jornada para mejorar la seguridad vial y la accesibilidad en las ciudades con el fin de ayudar a las personas discapacitadas. En ella participarán Fesvial, la Fundación para la Seguridad Vial y la Fundación ONCE. Se trata de una oportunidad para que expertos, autoridades policiales y responsables municipales se reúnan y aborden este tema para mejorar los núcleos urbanos.

Bajo el título Accesibilidad en las Vías Urbanas, se celebrarán dos ponencias y una mesa redonda. En la primera de ellas se profundizará sobre el concepto de Smartcity, el desarrollo urbano ecológico y sostenible, que será liderada por Carmen Fernández, arquitecto Técnico del Área de Accesibilidad Universal de la Fundación ONCE.

La segunda se desarrollará a cargo de Alfonso Perona, responsable de movilidad de Fesvial, quien abordará el panorama general que presentan hoy en días las ciudades en cuanto a la accesibilidad para las personas con movilidad reducida se refiere. Por otro lado, en la mesa redonda se mostrarán los mejores ejemplos prácticos que se han llevado a cabo y se están realizando para el fomento de un Madrid más accesible, desde el punto de vista de infraestructuras y de seguridad.

Edición de la jornada en Castellón
Edición de la jornada en Castellón

La jornada está en realidad destinada a los agentes de movilidad y a los policías municipales para que éstos trasladen propuestas de mejora a los ayuntamientos, aunque claro está, también está dirigida a todos aquellos que tengan algún tipo de responsabilidad municipal y a los técnicos que se encargan del diseño de ayudas técnicas accesibles.

En ella podremos ver a la directora general de Tráfico, María Seguí, al presidente de la Comisión de Seguridad Vial, Pere Macías, al director de la Fundación ONCE, Jesús Hernández, al delegado del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias, José Enrique Núñez,  y a Javier Llamazares, director de Fesvial. En definitiva, un día muy importante para el colectivo discapacitado.