El CERMI exige una ley estatal para proteger a las personas discapacitadas

Justamente ahora que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha afirmado que se muestra abierto a modificar en cierta medida la Constitución española de cara a las elecciones generales que tendrán lugar a finales de este año, el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) ha exigido que la Constitución se cambie para asegurar que los ciudadanos con minusvalías tengan los mimos derechos sociales que el resto de la población.

Y es que la entidad ha manifestado que es necesario que se haga una ley a nivel estatal que afecte a todas las comunidades autónomas y mediante la cual se protejan a las personas discapacitadas. Así, exige una normativa única y común que marque unas pautas y unos apoyos para que todo el colectivo que padece limitaciones tenga las mismas prestaciones y ayudas independientemente de dónde viva.

El CERMI exige una nueva ley estatal
El CERMI exige una nueva ley estatal

“Para el movimiento de la discapacidad es necesario y posible una ley de carácter estatal que regule las condiciones para que todas las personas que vivan en España tengan los mimos derechos sociales, unos derechos que les permitan vivir dignamente y de forma participativa, sin barreras por el hecho de residir en una comunidad o en otra”, matizaba Luis Cayo, el responsable del CERMI.

Y es más, afirmó que esta norma se podría incluso aplicar en el marco constitucional vigente, aunque si éste se cambia, mucho mejor. Unos cambios que se consideran factibles porque estamos hablando de derechos sociales y no de asistencia social, los cuales pueden encontrar hueco fácilmente.

Pero hay que tener mucho cuidado con lo que dicen los políticos sobre cambiar la Constitución porque ahora, que están en precampaña, pueden prometer el oro y el moro, pero ya sabemos que nunca se han mostrado a favor de modificarla. No obstante esperemos que un día abran los ojos y la mente, porque acceder a esta petición conllevaría más ayudas técnicas.