¿Que es la LISMI?

La LISMI es la Ley 13/1982 de 7 de abril, que promueve la Integración Social de los Minusválidos, por la que todas las empresas españolas o establecidas en territorio español, cuya plantilla sea superior a los 50 trabajadores, deben tener una “cuota de reserva a favor de las personas con discapacidad” de un 2% de la plantilla, es decir que, este porcentaje debe estar reservado para las personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

Los principios básicos de esta norma se basan en garantizar la realización personal y la total integración socio-laboral de las personas con discapacidad. Según lo expuesto por el texto legislativo, se entiende por minusválido “toda aquella persona cuyas posibilidades de integración educativa, laboral y social se encuentren reducidas como consecuencia de una deficiencia previsiblemente permanente, de carácter congénito o no, en sus capacidad físicas, psíquicas o sensoriales.”

lismi_0

Para formalizar la condición de la persona con discapacidad, se obtiene un certificado que es expedido por el órgano de la administración designado, basándose en informes individualizados por equipos multi-profesionales. Dicho informe consta el reconocimiento de la minusvalía, el grado de discapacidad de la persona y el reconocimiento de la aplicación de los derechos contemplados en la LISMI.

Cumplimiento de la LISMI

A pesar de la existencia de esta normativa, coexiste un porcentaje de empresas españolas que no cumplen con esta obligación de índole legal; por esa razón, en el año 2000 y con el objetivo de facilitar el cumplimiento de la Ley LISMI, se establecieron una serie de medidas de carácter excepcional a la LISMI; dichas medidas se encuentran en el Real Decreto 27/2000 del 14 de enero. Cinco año más tarde, un nuevo Real Decreto (Real Decreto 364/2005 del 8 de abril), derogaba el anterior con el objetivo de simplificar su aplicación.

¿Cuáles son y cómo se solicitan las prestaciones sociales y económicas de la LISMI?

Las prestaciones de la LISMI están dirigidas a personas con minusvalía que por no desarrollar una actividad laboral no están incluidas en el campo de la aplicación de la Seguridad Social. A saber:

–       Asistencia Sanitaria y Prestación Farmacéutica (ASPF)

–       Subsidio de Garantía de Ingresos Mínimos (SGIM)

–       Subsidio por Ayuda de Tercera Persona (SATP)

–       Subsidio de Movilidad y Compensación por Gastos de Transporte (SMGT)

Cabe mencionar que hoy en día sólo pueden solicitarse el SMGT y la ASPF, ya que la Ley 26/1990 del 20 de diciembre, por la que establecen en la Seguridad Social Prestaciones no Contributivas, suprimió los subsidios de Garantía de Ingresos Mínimos (SGIM) y por Ayuda de Tercera Persona (SATP), si bien sus beneficiarios pueden continuar con el percibo de los mismo, salvo que opten por pasar a una prestación no contributiva.

¿Cuál es la normativa reguladora básica de la Ley LISMI?

La normativa reguladora básica de estas prestaciones se encuentra en las siguientes disposiciones:

  • Ley 13/1982, de 7 de abril (BOE 10-Abril-1982), de Integración Social de los Minusválidos (LISMI)
  • Real Decreto 383/1984, de 1 de febrero, (BOE 27 de febrero), por el que se establece y regula el sistema especial de prestaciones sociales y económicas previsto en la Ley 13/1982
  • Orden de 8 de marzo de 1984 (BOE 16 de marzo), por la que se establece el baremo para la determinación del grado de minusvalía y la valoración de diferentes situaciones exigidas para tener derecho a las prestaciones y subsidios previstos en el Real Decreto 383/1984, de 1 de febrero
  • Ley 3/1997, de 24 de marzo, (BOE 25 de marzo) sobre recuperación automática del subsidio de garantía de ingresos mínimos.

Financiación e importe de la Ley LISMI

Las prestaciones de la Ley LISMI son financiadas con cargo a las correspondientes aportaciones del Presupuesto del Estado de la Seguridad Social (Imserso), con excepción de Navarra y el País Vasco, cuyos respectivos Gobiernos financian directamente las mismas.

La suma de los subsidios se fija de manera anual en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, aunque la del SGIM y el SATP no ha sufrido ningún tipo de revalorización desde 1991.

En el año 2004 las sumas mensuales son:

  • SGIM 149,86 € mensuales; 14 pagas anuales
  • SATP 58,45 € mensuales; 14 pagas anuales
  • SMGT 42,96 € mensuales 12 pagas anuales

Modalidades de gestión

Si bien las competencias sobre l legislación básica y el régimen económico de la Seguridad Social son competencia del Estado, la gestión de las Prestaciones de la Ley LISMI, en virtud de los Reales Decretos de Transferencias y los Convenios de Colaboración suscritos, se ejercita por los Órganos Gestores competentes de las diferentes Comunidades Autónomas que engloban el Estado Español; la gestión en los Territorios Históricos de Araba, Vizcaya y Guipúzcoa compete a sus Diputaciones Forales, y a las Direcciones Provinciales de Imserso en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

En Imserso, como Entidad Gestora de la Seguridad Social, se reserva el seguimiento de los pagos en el ámbito estatal, así como de los datos referidos a la evolución de la gestión y beneficiarios en nómina.

30-años-Lismi

¿Cuáles son los requisitos para acceder a las prestaciones de la Ley LISMI?

A continuación se detallan los requisitos exigidos para el acceso a las prestaciones de la Ley LISMI. En este apartado se desarrollarán los requisitos necesarios tanto de los vigentes Subsidios de Movilidad y Compensación para Gastos de Transporte (SMGT) y Asistencia Sanitaria y Prestación Farmacéutica, como de los  suprimidos subsidios de Garantía de Ingresos Mínimos (SGIM) y por Ayuda de Tercera Persona (SATP).

Asistencia Sanitaria y Prestación Farmacéutica (ASPF):

Para acceder a esta prestación no es necesario poseer un determinado nivel de recursos. Esta ayuda es únicamente para la persona con discapacidad, es decir que dicho beneficio no puede ser extendido, en ningún caso, a lo familiares o círculo cercano de la persona interesada. La prestación farmacéutica incluye la dispensación gratuita de medicamentos para la persona beneficiaria.

Requisitos:

  • Ser español y tener la residencia en España.
  • Estar afectado por una disminución física, psíquica o sensorial, de la que se derive una minusvalía en grado igual o superior al 33%
  • No ser beneficiario, o no tener derecho, por edad o por cualquier otra circunstancia, a Prestación de Asistencia Sanitaria y Farmacéutica a través de un Organismo público.
  • No tener derecho, por cualquier título obligatorio o como mejora voluntaria, sea como titulares o como beneficiarios a las prestaciones de asistencia sanitaria, incluida la farmacéutica, del régimen general o regímenes especiales de la Seguridad Social.

Datos básicos a declarar en el impreso de la solicitud:

  • Identificación de los convivientes.
  • Representante legal, en caso de ser necesario.
  • Características de la minusvalía.

Documentación formal que deberá adjuntar a la solicitud:

  • DNI del solicitante
  • DNI del representante legal, en caso de ser necesario.

Presentación de solicitudes:

Las solicitudes pueden ser presentadas en las diferentes delegaciones territoriales de Asuntos Sociales o semejantes de los Órganos Gestores de las Comunidades Autónomas, Diputaciones Forales vascas y Direcciones Provinciales del Imserso de Ceuta y Melilla.

Subsidio de Movilidad y Compensación por Gastos de Transporte (SMGT):

El SMGT consiste en una prestación económica de carácter periódico que está destinado a las personas con discapacidad para que puedan atender los gastos extraordinarios originados en medios de transporte no colectivos y por desplazamientos fuera de su domicilio habitual.

El importe del SMGT se revisa de manera anual en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado, su precio es compatible y pertenece a las prestaciones de índole no contributivas.

Requisitos:

  • Ser español y residente en territorio español.
  • Ser mayor de 3 años.
  • Estar afectado por una disminución física, psíquica o sensorial, de la que se derive una minusvalía en grado igual o superior al 33%.
  • No estar comprendido en el campo de aplicación del Sistema de la Seguridad Social por no desarrollar actividad laboral.
  • No ser beneficiario o no tener derecho, por edad o por cualesquiera otras circunstancias a prestación o ayuda de análoga naturaleza y finalidad y, en su caso, de igual o superior cuantía otorgada por otro organismo público.
  • No superar los ingresos familiares del solicitante el 70% del salario mínimo interprofesional (SMI), con un 10% adicional por cada miembro de la familia distinto del propio minusválido, hasta un máximo del 100%del SMI.
  • No encontrarse por razón de su estado de salud u otras causas imposibilitado para efectuar desplazamientos fuera de su domicilio habitual.
  • Si se encuentra atendido en Centro en régimen de internado, sus desplazamientos fuera del mismo han de alcanzar como mínimo 10 fines de semana al año.

Datos básicos a declarar en el impreso de la solicitud:

  • Características de la minusvalía.
  • Régimen de atención que recibe en Centro, en su caso.
  • Recursos económicos del solicitante.
  • Composición y recursos económicos de la unidad familiar.
  • Representante legal, en caso de ser necesario.
  • Datos bancarios.

Documentación formal que deberá adjuntar a la solicitud:

  • DNI del solicitante.
  • DNI del representante legal, en caso de ser necesario.

Presentación de solicitudes:

Las solicitudes pueden ser presentadas en las diferentes delegaciones territoriales de Asuntos Sociales o semejantes de los Órganos Gestores de las Comunidades Autónomas, Diputaciones Forales vascas y Direcciones Provinciales del Imserso de Ceuta y Melilla.

 

Ver Parte II

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here