Inserción laboral

La Asociación Plataforma Sin Barreras de Cáceres comienza un proyecto de inserción laboral

Nos gusta poner ejemplos de ayuntamientos y gobiernos que implantan medidas para ayudar a personas discapacitadas. En este caso la buena acción del día se ha llevado a cabo en La Asociación Plataforma Sin Barreras de Cáceres con la ayuda del Sepad (Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia). Se trata de una iniciativa que por segundo año consecutivo pretende favorecer la inserción laboral de este colectivo con dificultades.

Dirigido por Mercedes Martínez y subvencionado por el Sepad, el año pasado consiguió doce inserciones. Pero según sus palabras, este proyecto no consiste en dar trabajo sino en dar a los individuos con minusvalías o limitaciones las herramientas y recursos necesarios para que éstos puedan lograrlo por sí mismos.

Inserción laboral, discapacidad
Inserción laboral, discapacidad

El programa durará hasta diciembre y en él se realizarán itinerarios personalizados a raíz de entrevistas personales, ya que de esta manera se conocerá cada caso y se les podrá ayudar de forma más eficaz. Así, a aquellas personas que no tengan problemas en incorporarse a un trabajo se les orientará sobre las mejores opciones que pueden seguir, y a aquellas que tienen más barreras, se les dará más formación y se organizarán talleres tanto prácticos como de motivación y orientación. Porque es tan importante aprender tareas como sentirse bien con uno mismo y tener fuerzas para seguir para adelante.

Este proyecto estará sobre todo enfocado a la inserción laboral dentro del empleo público, pero también es cierto que Ana Rotemosa, colaboradora del programa, hará todo lo posible por firmar acuerdos o concienciar a empresas para que éstas contraten personas con algún tipo de discapacidad. Al fin y al cabo, la inserción laboral de este colectivo no es fácil y las ayudas técnicas, formativas y psíquicas que brindan las diferentes asociaciones no pueden hacer milagros, la sociedad entera debe echar una mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *